Inicio / LOCALES / Plan Supervivencia: Massa tomaría control del Gabinete y Alberto Fernández pasaría a un cargo ceremonial

Plan Supervivencia: Massa tomaría control del Gabinete y Alberto Fernández pasaría a un cargo ceremonial

 

La idea es crear un gobierno de transición y adelantar las elecciones. Desde la Casa Rosada aseguran que la grieta entre Alberto y Cristina no da para más y que Massa podría ser el mediador indicado.

A pesar de haber salido a negar cualquier definición en un hilo que subió a Twitter este miércoles a la noche, todas las fuentes consultadas por este medio están de acuerdo en que Sergio Massa dejará su cargo al frente de la Cámara de Diputados y tomará control del Gabinete de Alberto Fernández antes que termine el mes.

Todavía no se sabe qué cargo exactamente agarrará. Desde el massismo quieren que Massa tome el control de la Jefatura de Gabinete, y coloque nuevos ministros en prácticamente todas las carteras.

Por su parte, desde el cristinismo piden que se quede Manzur como Jefe de Gabinete, quien ha logrado mantener su gestión libre de escándalos en los últimos 6 meses y tiene buen diálogo con la vicepresidente, y en cambio quieren que Massa agarre el Ministerio de Economía.

Sea cual fuere el camino, ambas posibilidades desembocan en lo mismo, Massa pasaría a ser una suerte de primer ministro y Alberto Fernández quedaría en un puesto más bien ceremonial, recorriendo el país y haciendo actos pero sin un rol ejecutivo activo.

 

Esta posibilidad ya se había barajado cuando Martín Guzmán salió expulsado el 2 de julio, y habría sido una de las condiciones que pidió Marco Lavagna para agarrar Economía, pero finalmente se cayó esa posibilidad y Cristina consensuó con Scioli el nombre de Batakis.

A pesar de que Massa adoptó un rol de “asesoría” del Ministerio de Economía, que dejó muy un claro con una foto que subió a las redes apuntándole a la cara a Batakis con una lapiceraen el Frente Renovador quedaron resentidos con su incorporación.

La realidad es que el gobierno del Frente de Todos empezó con Martín Guzmán en Economía, Matías Kulfas en Producción y Guillermo Nielsen en YPF, tres nombres amigables a Massa en las tres carteras más importantes de la economía argentina. Hoy, se quedó sin nada y solamente mantiene su bastión en Transporte, donde también perdió a un íntimo, Mario Meoni, tras su fatídico accidente que resultó en su muerte el pasado 23 de abril

 

Ya sea como Jefe de Gabinete o Ministro de Economía, se espera que Massa ubique a sus economistas más cercanos en puestos claves en el Gobierno. Desde ya, su equipo económico actualmente está ubicado en el Estado, pero con cargos menores.

Entre ellos, el ex ministro de Economía y actual director de la CADE, Miguel Peirano; el subdirector del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) Lisandro Cleri; el actual director general de la Aduana, Guillermo Michel; y el ex secretario de agricultura e interventor de Vicentín, Gabriel Delgado. Se espera que todos se sumen al Palacio de Hacienda en distintos niveles y que traigan a gente suya.

Otras figuras que completan el equipo económico de Massa son el ex presidente del Banco Central, Martín Redrado; el director del Indec, Marco Lavagna; y los socios del estudio Equilibra, Diego Bossio y Martín Rapetti, aunque estas figuras se quedarían asesorando sin agarrar un cargo.

 

El pedido de Massa: Elecciones anticipadas

La idea de este masivo cambio en la balanza de poder del Gobierno es, por un lado, calmar a los mercados hasta fin de año, y por el otro, poner un tapón en la grieta que amenaza con derrumbar el Frente de Todos.

Massa no planea agarrar el gobierno solamente para salvar las papas, si no que el acuerdo con Alberto Fernández es que llame a elecciones anticipadas, y que Massa sea el candidato de consenso del Frente de Todos.

En el búnker kirchnerista creen que si pueden despegarse de la mala imagen de Alberto Fernández, y que Cristina siga apoyando con un perfil bajo como lo hizo en 2019, las elecciones del año que viene son ganables.

En Juntos por el Cambio creen exactamente lo contrario, que las elecciones ya están ganadas y que solo queda por ver quién será el candidato opositor que llegue al gobierno. Si Horacio Rodríguez Larreta, quien ya lanzó su campaña pero mide muy bajo; Patricia Bullrich, la que mejor mide pero que menos estructura tiene; o hasta el propio Mauricio Macri, quien todavía coquetea con un Segundo Tiempo.

 

Sea quien sea, todo indica que se enfrentará a un Massa que quiere pelear por la presidencia bajo el mantra de piloto de tormenta, como un “super-ministro” que llegó a tapar los agujeros del barco que se hunde, y apenas logra llegar a puerto para unas elecciones que podrían darse entre abril y mayo del año que viene.

La única vez que ocurrió algo así en la historia democrática argentina fue cuando Raúl Alfonsín adelantó las elecciones al 14 de mayo de 1989, a pesar de que debían llevarse a cabo en octubre. En ese entonces, el mandatario radical, envuelto en una crisis muy similar a la actual, lo hizo por decreto, y luego renunció de manera temprana en medio de una Asamblea Legislativa que le dio legitimidad a todo el proceso.

Pero desde el caos que fue la crisis del 2001, todo este proceso ahora debe pasar por el Congreso. Para anticipar las elecciones, las dos cámaras del Congreso tienen que hacer una convocatoria para elecciones, y para respetar la Constitución, el nuevo presidente debe asumir no más de dos meses después de los últimos comicios.

Todo esto se reduce a un fuerte conflicto político, que sin lugar a dudas todavía no está resuelto, pero que hoy en día el Frente de Todos cree que concluirá con unas elecciones primarias en marzo, unas elecciones generales en mayo y una segunda vuelta en junio, para que el próximo presidente asuma en agosto del año que viene, en exactamente un año.

Publicado

28 de julio de 2022

Fuente: derechadiario.com.ar

Compruebe también

PROGRAMA DE ACTIVIDADES DE LA «FERIA DEL LIBRO TUPUNGATO 2022».

El encuentro con diversas propuestas gratuitas invita a literatos, novelistas, lectores, profesionales y amateurs.    …

Tras perder en las urnas, Boric pone fin a las restricciones sanitarias para intentar recuperar imagen positiva

  Como hizo el Frente de Todos en Argentina, tras ser derrotados en las elecciones …

Dejanos tu comentario