Inicio / LOCALES / Pasaron las PASO en Mendoza

Pasaron las PASO en Mendoza

Mendoza tuvo sus PASO y los resultados fueron bastante equilibrados. Ninguna desmesura ni para un lado ni para el otro. Los que ganaron ganaron bien y los que perdieron lo hicieron sin grandes humillaciones. No suele ocurrir en la provincia como en algunas del norte donde las diferencias entre ganador y perdedor son siderales. Es que los dos partidos principales tienen una base muy sólida en sí mismos y entonces las personas que los encarnan no cambian decididamente ese dato estructural. Como ocurrió en 2015 donde Cornejo había ganado rotundamente la batalla en la opinión pública destrozando políticamente a su antecesor peronista Francisco Pérez que había quedado como el gran responsable de la catástrofe económica del Estado local. Sin embargo a pesar de la enorme diferencia valorativa a favor de Cornejo, la diferencia en las urnas fue escasa, aunque a partir de ella Pérez ni siquiera pudiera salir a la calle por el repudio popular. Es que el peronismo como institución mantuvo a flote la estructura partidaria y sus votos, a pesar de haber realizado una pésima gestión.

Ahora pasó algo parecido, porque Cornejo no parece haber reducido su popularidad y al peronismo le cuesta mucho despegar, pero los números siguen siendo bastante parejos. Como que en Mendoza se premiara a los mejores, pero no se castigara demasiado a los demás para que la opción alternativa siempre esté a tiro de votos si la sociedad se decepciona con el ganador. Un equilibrio muy sensato.

No obstante, cualitativamente es muy importante el triunfo del cornejismo. Primero que todo porque batió rotundamente a su rival interno, el macrista Omar De Marchi, al cual el candidato de Cornejo, Rodolfo Suárez, le sacó unos veinte puntos de diferencia. Se puede decir que el radicalismo local venció al macrismo, pero eso no es tan así porque De Marchi se presentó por cuestiones puramente provinciales, ya que  hace mucho tiempo que viene persiguiendo la gobernación desde antes que fuera del PRO. Y el macrismo nacional jamás lo impulsó a pelearla, aunque en el momento en que se tomó la decisión lo apoyó significativamente desde el punto de vista económico. Y eso puede haber ocasionado otro enojo a Cornejo con respecto a Macri, aparte de los que ya tiene por otras cuestiones. Será cuestión de ahora en más tratar de suturar esas cicatrices bien marcadas, porque hoy por hoy casi todos en el frente Cambiemos parecen haberse reconciliado para librar el combate final, salvo la relación entre el presidente del país y el presidente del partido radical.

A su modo, lo que pasó en la oposición  justicialista mendocina también le debe mucho a Cornejo, a pesar de que parece lo contrario ya que ganó una ultrakirchnerista, la senadora nacional y gran amiga de Cristina, Anabel Fernández Sagasti en vez de los moderados intendentes justicialistas que acaban de perder el liderazgo provincial de su partido. Sin embargo, fue en gran medida su enfrentamiento con Cornejo lo que los hizo perder, ya que cuando le negaron al mismo la reforma constitucional que le permitía su reelección (pese a haberle dicho primero que sí) el gobernador lanzó todos sus misiles contra ellos y entre algunas de sus armas estuvo la de apoyar indirectamente a Fernández Sagasti sacando algunas leyes juntas, lo que elevó la imagen de la joven K, quien además armó una campaña con inteligencia reuniendo a muchos jóvenes a los que alió con dirigentes experimentados del PJ que habían sido relegados por los intendentes.

Las terceras fuerzas que suelen tener gran incidencia en las elecciones legislativas, en las ejecutivas siempre reducen sus votos, por eso esta vez no contarán demasiado, aunque el espacio para ellas siempre permanece más o menos abierto, al menos para aspirar a diputaciones nacionales.

Sin embargo, no todo está dicho en Mendoza porque la elección provincial será después de las PASO nacionales de agosto donde muy probablemente el gobernador Cornejo deba ir como diputado nacional en una lista junto a Macri. Y en una provincia donde el arrastre nacional sobre la provincial ha sido históricamente muy importante, que le vaya mal a Macri podría perjudicar la pelea por la gobernación. Aunque parece que, aún peleando, a Cornejo le bastará para retener a través de Rodolfo Suárez, la gobernación en manos radicales.

Pero en un país donde todas las semanas ocurren novedades impensadas de todo tipo, lo que pueda pasar políticamente  dentro de un par de meses suena a profetizar lo que ocurrirá dentro de un siglo. Así somos los argentinos y Mendoza, aún con sus variables distintivas de mayor moderación, no es una isla separada del país.

Fuente: radiomitre.cienradios.com

Por Carlos Salvador La Rosa Sociólogo y periodista 

Compruebe también

AVANZA LA DEMARCACIÓN DE RUTAS Y CALLES EN TUPUNGATO PARA BRINDAR SEGURIDAD A CONDUCTORES y PEATONES.

  La Dirección Provincial de Vialidad despliega un ambicioso plan de demarcación de rutas y …

PARA RECORDAR: TUPUNGATINOS PUEDEN ACCEDER A DESCUENTOS PARA ESTUDIAR EL IDIOMA ALEMÁN Y LA CULTURA DE ESTE PAÍS.

  Gracias al Convenio de Cooperación que logró el Municipio con la Sociedad Goetheana Argentina …

Dejanos tu comentario