Inicio / NACIONALES / “No siento culpa ni remordimiento”, aseguró el gasista de la Escuela Nº 49 de Moreno

“No siento culpa ni remordimiento”, aseguró el gasista de la Escuela Nº 49 de Moreno

A un mes y medio de la tragedia donde murieron dos personas, Christian Ricobene aseguró que su trabajo consistía en “arreglar la estufa”, pero no verificar si había pérdidas.

Christian Ricobene, el gasista que trabajó en la Escuela Primaria N° 49 de Moreno el día antes de la explosión, por la cual murieron la vicedirectora y un auxiliar del colegio, afirmó que no siente “culpa ni remordimiento”.

 

 

A un mes y medio de la tragedia que sacó a la luz los problemas de infraestructura que atraviesa una gran parte de las escuelas públicas bonaerenses, Ricobene habló por primera vez luego de haber estado nueve días preso y salir al pagar una fianza de 200 mil pesos. Se declara “inocente” y asegura que no tiene ninguna responsabilidad sobre las muertes de Sandra Calamano y Rubén Rodríguez“Si yo me hubiese dado cuenta de que había una fuga obviamente que habría cerrado todo y llamado hasta a la policía”, afirmó.

“La vicedirectora me llamó porque había un desperfecto en una estufa y había olor a gas. Llegamos a las 16.50 (del martes 31 de julio, el día anterior a la explosión). Estuvimos solamente 25 minutos. Cuando entramos a la sala junto a mi ayudante encontramos que había un vaso con agua y detergente, y que la estufa estaba con la carcasa mal colocada, lo que provocaba que hiciera presión en la función “piloto”. Cuando la estufa queda en esa posición mucho tiempo, provoca una acumulación de gas en el ambiente. Evidentemente, alguien había estado manipulando el artefacto. Luego, colocamos bien la carcasa, probamos la estufa, que andaba correctamente, y cerramos la llave de paso para que nadie la tocara y quedó en observación. Además, para que el ambiente se ventilara abrimos una ventana y Calamano prendió un ventilador. Para nosotros el problema estaba solucionado. Atribuimos el olor que había en un principio a la estufa ya arreglada. Ella también dio por solucionado el tema”, recordó Ricobene.

Asimismo, el gasista advirtió: “Nuestro trabajo no era buscar una fuga sino arreglar ese artefacto” y, luego, agregó: “Me llamaron por un problema puntual, fui y lo solucioné. La explosión no se produce por la estufa”.

La mañana siguiente a su visita, el miércoles 1° de agosto cerca de las 8, hubo una explosión en una sala de la escuela. Adentro estaban Calamano y Rodríguez preparándole el desayuno a los alumnos, que tenían que entrar a clases minutos después. Los dos salieron disparados por el impacto y murieron. El cuerpo de la vicedirectora terminó en el patio delantero de una casa que estaba en la vereda de enfrente de la escuela.

 

 

Instantes antes de la explosión, la docente se había comunicado con Ricobene preocupada porque había olor a gas en la escuela. “Me llamó 8.06. Es decir, un minuto antes de la explosión. Me dijo que sentía olor a gas y que estaba pensando en no dar clase. En ese momento, la comunicación se cortó abruptamente. Llamé insistentemente para darles recomendaciones pero ya nunca más me pudo atender. Inmediatamente, me subí al auto y fui a la escuela. Cuando llegué, ya estaba la policía. Me dijeron que había explotado una garrafa y que la vicedirectora estaba muerta. Llegué al lugar 8.30. Si hubiese llegado 20 minutos, antes yo también estaría muerto”, manifestó el gasista.

Fuente: radiomitre.cienradios.com

Compruebe también

El Ministerio de Salud descarta dar una sola dosis de la vacuna Sputnik V a quienes tuvieron coronavirus

El Ministerio de Salud descarta dar una sola dosis de la vacuna Sputnik V a quienes tuvieron coronavirus

Fuentes de la cartera sanitaria así lo indicaron luego de que se conociera un estudio …

Se pinchó un gomón con 20 personas en el río Bermejo: dos muertos y cuatro desaparecidos

Se pinchó un gomón con 20 personas en el río Bermejo: dos muertos y cuatro desaparecidos

Entre los que están buscando hay un bebé. Viajaban a hacer compras a Bolivia. Buscan …

Dejanos tu comentario