Inicio / LOCALES / Mendoza espera las definiciones del fin de semana, con pie de plomo

Mendoza espera las definiciones del fin de semana, con pie de plomo

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1586774525529Suarez%20Ferna%CC%81ndez.jpg

Suarez seguirá esperando, sin crear demasiadas expectativas y atado, como ya lo dispuso su gobierno, a la suerte de lo que decida Fernández con el país.

Mientras en el Gobierno nacional se deja trascender que, a partir de la próxima semana, el país virará hacia un nuevo estadio de una cuarentena obligatoria, pero más flexible, según el tipo de actividad económica, las características de la región y las condiciones epidemiológicas que contengan, en Mendoza se prefiere ir con pie de plomo y con el freno de mano puesto a la mitad.

Es que la administración de Rodolfo Suarez, da la impresión, quiere evitar pasar de largo y volverse a quemar con leche. “Más bien que vayan caminando, que definan, y nosotros aplicamos lo que esté seguro y consensuado”, dijo un vocero del Ejecutivo, al tanto de las negociaciones que va llevando adelante el gobernador con la Nación. Hay razones que justifican, o así lo parece, el accionar cauteloso del Ejecutivo provincial: la semana pasada, luego de que Suarez lograra acordar con los intendentes, de reunir a algunos pocos empresarios del sector y de tener el acuerdo de los especialistas de salud, la Provincia pidió que se habilitara la construcción civil, todo condicionado a un protocolo que en particular los intendentes se comprometieron a cumplir y a hacer cumplir. Pero la Nación respondió negativamente.

 

Cruzando la información nacional con lo que sucede en la provincia, el devenir de la cuarentena a partir de la semana que viene está sumergido en un mar de contradicciones. La cuarentena seguirá, pero pocos conocen a ciencia cierta el alcance de lo que significa “focalizada”, “progresiva” e “inteligente”, el menú de términos con los que se está calificando la etapa que se avecina. Mientras la Jefatura de Gabinete deja trascender que serán los gobernadores los que definirán cómo sigue todo en sus territorios, en verdad, la última palabra quedará en manos de los epidemiólogos que rodean al presidente Alberto Fernández, y será el jefe de Estado, según se cree, quien determinará durante el fin de semana qué se habilitará y qué seguirá vedado a partir del lunes 27.

Mientras se esperan las definiciones a nivel presidencial, en Mendoza, Suarez ha comenzado a tener contacto con los intendentes. Lo ha hecho en forma directa vía teleconferencias y lo han tenido sus funcionarios con los intendentes, particularmente, los de Economía y los de Salud. Hasta ayer, Economía, el área que conduce Enrique Vaquié, avanzó con los protocolos específicos para cada actividad, lo que no significa que esas actividades estén exentas a partir de la semana que viene. Sino que, en concreto, lo que se decidió hacer fue ganar tiempo. Para cuando la Presidencia, o más bien los expertos médicos del entorno de Fernández lo decidan, Mendoza tendrá sus protocolos específicos para cada uno de los sectores. Mañana, en tanto, Mendoza insistirá en el pedido a la Nación por las obras civiles, como lo han solicitado la mayoría de las administraciones provinciales. Y es probable que se sume al reclamo alguna actividad más, pero eso dependerá de las charlas que quedan entre intendentes y gobernador hoy.

 

 

 

 

Para lo inminente, o para ser más claro, para lo que está más cerca de ser habilitado, la Provincia elaboró sus protocolos. Se trata de los de la construcción civil, propiamente dicha, comprendiendo esto a los albañiles, maestros mayores de obra, profesionales, pintores de obra, plomeros, gasistas, electricistas, yeseros, tabiquería y construcción en seco. El segundo rubro es el del comercio y los servicios que implican atención personalizada; el tercero, el de la industria manufacturera (metalmecánica, aserraderos, fabricación de muebles, fabricación de piezas y de embalajes); el cuarto, el de la industria alimenticia (conserveras, empaques, fabricación de productos frescos, matarifes y frigoríficos); el quinto es el de la cosecha de frutas y verduras; el sexto es el de transporte (de carga, el privado de pasajeros y delivery) y el séptimo tiene que ver con los proveedores de servicios domiciliarios, como los jardineros, los oficios domésticos y el cuidado de niños y de enfermos.

Para la segunda etapa, según estiman en el Gobierno, Economía se ocupará de los sectores quizás más sensibles, más golpeados y los que, seguramente, tardarán más tiempo en habilitarse y recuperarse. Es el caso de los bares, los restaurantes, heladerías y cafés, hotelería, guarderías y esparcimiento, incluyendo cines, teatros, clubes y peloteros.

En todos los casos, los protocolos contienen las medidas de higiene obligatorias que se deben asumir y aquellas disposiciones como la del distanciamiento, además de la toma de la temperatura a cada uno de los trabajadores, más clientes y personal involucrado. Y todas las personas mayores de 60 años, o que pertenezcan a grupos de riesgo, según se aclaró, “estarán exceptuados de presentarse y seguirán percibiendo sus salarios”.

El que viene, como todos los que definen pasos a seguir, será un fin de semana clave. Algunas provincias ya asumieron por su cuenta la habilitación de actividades y la autorización para la vuelta de costumbres vinculadas con la sociabilidad y la vida al aire libre, más que con la economía y el comercio. Mendoza seguirá esperando, sin crear demasiadas expectativas, y atada, como ya lo dispuso su gobierno, a la suerte de lo que decida Fernández con el país.

Fuente: www.elsol.com.ar 

Compruebe también

CON UN ENORME Y LLAMATIVO CARTEL TUPUNGATO RECIBIRÁ A TURISTAS, QUIENES TENDRÁN UNA PARADA OBLIGADA PARA LLEVARSE UNA FOTOGRAFÍA EN UN LUGAR INIGUALABLE. 

Hablar de Tupungato, es sinónimo de hablar de turismo y con los años ese concepto …

INMINENTE: Aseguran que el Gobierno anunciará el CIERRE TOTAL de actividades

«El viernes el Gobierno nacional comunicaría un cierre total de actividades por 15 días, se …

Dejanos tu comentario