Inicio / LOCALES / Los autos de Cabify salen a la calle e inician la era de las app

Los autos de Cabify salen a la calle e inician la era de las app

El sistema que utiliza plataforma digital para vincular a conductores con pasajeros debuta en la provincia.

 

Y un día llegó Cabify a Mendoza. Desde la 0 de mañana, la plataforma tecnológica que vincula a conductores asociados con pasajeros para llevarlos a un destino elegido con anterioridad se encontrará operativa en la provincia. Y la expectativa entre los futuros usuarios es inmensa. Es que -al igual que ocurre con Uber (u ocurrirá cuando entre en actividad)-, varios mendocinos aguardaban este momento desde que el Gobierno reglamentara la reciente Ley de Movilidad y Transporte.

Esta norma, entre otras cosas, faculta a estas plataformas -que no son de transporte propiamente dichas, sino que actúan como nexo entre vehículos y pasajeros- a trabajar en Mendoza. Y es clave porque nuestra provincia se convirtió en la primera ciudad del país en regular su uso antes de que salgan a la calle los conductores.

Ignacio Blanco / Los Andes

La principal novedad que presenta el funcionamiento local de esta app en comparación con la operatividad en Buenos Aires es que en Mendoza Cabify trabajará con conductores que se hayan asociado sin la necesidad de que los vehículos tengan habilitación como remís o taxi, algo que sí se exige en Buenos Aires.

Para conducir con Cabify en Mendoza hay más de 1.500 personas inscriptas, y serán la oferta y la demanda las que regulen las tarifas de los viajes, así como también el trayecto y el tiempo del viaje, entre otros factores.

Los Andes participó del primer viaje ofrecido por un conductor asociado a esta plataforma en la provincia. El anfitrión fue Jorge Sandri (40), quien trabaja haciendo reparto de bebidas en Mendoza y San Juan; aunque es una ocupación que solamente le demanda entre 4 y 5 meses al año. “Por eso mismo me inscribí para trabajar en Cabify.

Es un ingreso más y te da la posibilidad de activar para trabajar cuando vos quieras, y desactivar cuando no puedas o quieras conducir. Antes uno podía salir adelante y llegar a fin de mes con un sólo trabajo, pero últimamente no alcanza con ello”, contó con simpleza uno de los primeros conductores de Cabify en Mendoza. Jorge se enteró de la llegada de la plataforma por las redes sociales hace poco más de 2 meses, y se inscribió para participar de las charlas informativas.

Paso a paso

Menos de 5 minutos habían transcurrido desde que se pidió el vehículo en la esquina de Peatonal y San Martín, cuando el Renault Logan gris de Jorge se estacionó en ese transitado punto del microcentro mendocino. Durante todo ese lapso, en el mapa satelital de la app fue posible seguir y observar cómo se iba acercando el auto.

Cabify en Mendoza

A diferencia de lo que ocurre con los taxis y remises tradicionales, al momento de confirmar el viaje con la aplicación -antes incluso de que llegara Jorge-, ya estaba todo acordado: el destino, la tarifa, el recorrido  a completar (indicado en un mapa satelital) y hasta el pago concretado. Hay 3 formas de abonar los pasajes: con tarjeta de crédito, vía PayPal o con efectivo (los primeros dos se concretan apenas se confirma el auto, mientras que el pago en efectivo es con el viaje ya cumplido -de la forma tradicional, en otras palabras-).

“A mí no me figura el costo total del viaje hasta que no llego a destino y marco que ha finalizado”, resumió Sandri mientras la voz del GPS le iba indicando qué camino seguir (el mismo itinerario que le llega al pasajero a su teléfono).

 

El destino elegido para el viaje inaugural fueron los Portones del Parque.Desde el antiguo Kilómetro 0 hasta el monumento emblemático del Parque San Martín -atravesando el microcentro mendocino-, el Logan de Jorge recorrió 2,4 kilómetros en 8 minutos y 32 segundos.

Ignacio Blanco / Los Andes

El costo total fue de 40,50 pesos; distribuidos en 29,38 pesos (precio base), 10,39 pesos (ítem Alta demanda) y 0,73 pesos (procesamiento de servicio). “Salvo que uno indique que va a pagar con efectivo, si está configurada la tarjeta de crédito el conductor no tiene que cobrarle absolutamente nada al pasajero”, advirtió Jorge para tener en cuenta en futuros viajes.

Como todos los que saldrán a manejar asociados a la firma en Mendoza, Sandri está inscripto como monotributista. Cuenta además con una licencia de conducir profesional (algo que ya tenía por su otro trabajo, el principal), una póliza de seguro para terceros transportados y una cuenta bancaria. Cada vez que un pasajero realiza un viaje, el monto se acredita a una cuenta de Cabify y es la firma la que le paga posteriormente al conductor -por viaje le retienen 15% a cada chofer-.

Su vehículo es modelo posterior al 2013 (otra de las exigencias) , y entre la documentación lleva también la credencial habilitante y obligatoria expedida por la Dirección de Transporte.

Apenas uno confirma el vehículo -antes de que llegue y de abordarlo- desde el celular se puede acceder al perfil personal que el conductor designado (por proximidad y conveniencia, según el viaje) ha subido a la plataforma. Aquí sobresale la foto, sus datos personales y los del vehículo.

Ni bien termina el tramo, la propia app de Cabify pide al pasajero que califique con estrellas (hasta 5) al conductor. Se trata de un procedimiento breve y muy importante, puesto que las calificaciones son claves para conocer el desempeño, la calidad y los antecedentes de cada trabajador.

Además, en el mismo momento se envía al mail con que el usuario se registró la factura electrónica del pasaje, con el valor y el detalle de la tarifa, los datos del conductor y la duración y trayecto del viaje (entre otras cosas).

“Creo que estas aplicaciones van a llevar a que se mejore el servicio que se brinda a la gente que usa autos en alquiler; ya sea taxis, remises, Cabify o Uber. Además, me da la sensación de que va a ser diferente a lo que ocurre en Buenos Aires con el enojo de los taxistas de allá. Porque acá somos legales y no hace falta decirle a un pasajero que se haga pasar por un amigo o familiar para evitar problemas. Con cada viaje, nosotros estamos tributando”, sintetizó Jorge, quien además valoró el hecho de que ahora taxis y remises también se preocupen por optimizar sus prestaciones al aceptar tarjetas de débito (entre otras cosas).

Con sede en Madrid

Cabify es una empresa española, con sede en Madrid, de redes de transporte a nivel internacional que conecta a usuarios con vehículos a través de una app móvil para teléfonos inteligentes.

Con operaciones en España, América Latina y Portugal, la compañía ofrece dos servicios, uno para clientes corporativos y otro para usuarios particulares. Es una de las empresas de redes de transporte más grandes en el mundo de habla hispana.

Por Ignacio de la Rosa – idelarosa@losandes.com.ar

Fuente: losandes.com.ar  

Compruebe también

Snapchat agrega un filtro que enseña lengua de señas

Snapchat agrega un filtro que enseña lengua de señas

La aplicación suma filtros de realidad aumentada con nociones básicas sobre ese modo de comunicación. …

AVANZA LA DEMARCACIÓN DE RUTAS Y CALLES EN TUPUNGATO PARA BRINDAR SEGURIDAD A CONDUCTORES y PEATONES.

  La Dirección Provincial de Vialidad despliega un ambicioso plan de demarcación de rutas y …

Dejanos tu comentario