Inicio / NACIONALES / LO QUE SE OCULTA de la pelea Carrió-Garavano

LO QUE SE OCULTA de la pelea Carrió-Garavano

LO QUE SE OCULTA de la pelea Carrió-Garavano
El martes último, en el Congreso se debatió un proyecto que pondría a la diputada oficialista Elisa Carrió al frente de una Comisión Bicameral Permanente de Seguimiento del Ministerio Publico Fiscal, sin embargo, ningún legislador perteneciente al pejotismo y al kirchnerismo tuvo la deferencia de dar quórum. 

Por dicha razón, Lilita salió al cruce y manifestó que «estamos frente a un acto de proscripción», e incluso mencionó que la «bloquearon» los que «quieren la impunidad».
 
 
«No necesito este cargo para hacer nada. Tengo el poder y la autoridad para ser fiscal de la Nación sin necesidad de ningún cargo» expresó ante el fracaso de dicha sesión.
Pero hay mucho detrás de ese telón de lo que cualquiera puede pensar, se trata de un entramado que vincula tanto a funcionarios oficialistas como de la oposición.
 
De por sí, es dable mencionar que el oficialismo negoció con la oposición para que ello ocurriera, de hecho, estaban dando vuelta, por ejemplo, Anabel Fernández Sagasti y Juan Pedro Tunessi que no bajaron a sesionar.
De todas formar, vale recordar que Carrió, fiel a su comportamiento confrontativo, ha hecho innumerables denuncias contra funcionarios opositores, era algo prácticamente obvio que no la iban a querer al frente de una comisión tan importante como es la que controla el accionar de los fiscales.
Aunque hay más, todo este complejo panorama se da sobre la base de una pieza sumamente importante, y es por donde se inicia todo el conflicto, y ésta es el ministro de Justicia German Garavano.
 
La disputa entre la líder de la Coalición Cívica ARI y el ministro comienza en el momento en que éste último es acusado por la diputada de encubrir el caso AMIA y de denunciar la desestimación de la acusación a los fiscales Barbaccia y Mullen por la misma causa.
 
El problema es que Garavano actúa bajo las estrictas órdenes del presidente Mauricio Macri, y la funcionaria ultraoficialista lo sabe, o por lo menos lo imagina, de ahí su petición al jefe de Estado respecto de que debe accionar para que «no volvamos al pasado», una declaración tan interesante como sintomática.
 
 
Sin embargo, el mandamás argentino no va a mover ni una pieza a pedido de Carrió siendo Garavano quien, se supone, lleva las negociaciones en Comodoro Py, a pedido del mismísimo Macri, para que la senadora Cristina Kirchner no vaya presa.
 
Eso mismo es lo que el primer mandatario necesita, ya que una presunta posición de la líder de Unidad Ciudadana a la presidencia disgregaría a la oposición y él tendría mayores posibilidades de culminar siendo reelecto en 2019
Por el contrario, si la ex presidenta termina tras las rejas, toda esa población que tendría su sufragio destinado para la actual senadora nacional, se tiraría a votar a un candidato en particular de la oposición y las chances de una supuesta reelección de Macri se verían fuertemente erosionadas.
Dicho sea de paso, hay que darle suma atención a las palabras mencionadas por el ministro de Justicia al ser inquirido respecto de una eventual detención de Cristina: «Nunca es bueno que un expresidente esté detenido», esa declaración no es para nada casual.
*FUENTE: TribunaDePeriodistas / data24.com.ar

Compruebe también

Este año se creará un nuevo «DNI electrónico» que se tramitará 100% vía web

Este año se creará un nuevo «DNI electrónico» que se tramitará 100% vía web

Así lo adelantó Alberto Fernández en el marco de su discurso ante la Asamblea Legislativa …

Zuleta Puceiro: “El Gobierno pierde la iniciativa, pierde la capacidad para fijar la agenda”

El analista político sostuvo que la mirada universalista del Gobierno Nacional le impide focalizar sobre …

Dejanos tu comentario