Inicio / LOCALES / En Mendoza, la UCR versus el PRO

En Mendoza, la UCR versus el PRO

Foto archivo: Perfil

 

 

 

 

El gobernador mendocino, Alfredo Cornejo, asumió su cargo en 2015 con la clara intención de lograr su reelección mediante la reforma de la Constitución provincial, que no lo autoriza. Sabía que era muy difícil reformarla, pero también sabía que igual de difícil sería elegir su sucesor, ya que hasta ahora todos los delfines apenas asumieron se olvidaron, cuando menos, de sus antecesores y trataron de que el pueblo mendocino también los olvide.

Sin embargo, como era de prever, la reelección no se logró y ahora Cornejo tiene que elegir sí o sí a quien lo suceda. Para ello tiene que sacarse del paso, en primer lugar, a todos aquellos que dentro del oficialismo pretenden su cargo sin ser para ello queridos por el gobernador.

Ellos son dos, el ex gobernador y ex vicepresidente Julio Cobos y el intendente de Luján de Cuyo y actual presidente del PRO mendocino, Omar De Marchi.

Cobos fue su mentor y gestor, el que lo nombró su ministro cuando fue gobernador y diputado nacional cuando fue vicepresidente. Pero Cornejo no confía en él por lo que hará lo imposible para que no lo suceda. A su favor jugó la fortuna, ya que el hombre del no positivo se equivocó feo al promover para un cargo importante en la Justicia local a su pareja, lo que le granjeó una enorme crítica social. Algo a lo que Cobos no está acostumbrado porque en general los mendocinos lo aprecian y lo valoran, pero esta vez se enojaron con su actitud, lo cual lo ubica en una posición más difícil para aspirar a competir por la gobernación en una carrera con muchos competidores y un gobernador en contra.

 

 

 

 

 

El otro rival, Omar De Marchi, cuenta con la simpatía de Cornejo para todo pero menos para que lo suceda. Lo cual es enteramente comprensible porque en la isla radical más importante del país se termine imponiendo alguien que no pertenece a ese partido, sería un golpe políticamente muy duro para el actual gobernador.

Sin embargo, así como Cobos parece haber dejado las ganas iniciales de competir, De Marchi las ha confirmado y ha puesto toda la carne que tiene en el asador para lograrlo. Carne municipal con una gestión interesante y carne nacional con el apoyo de casi todo el gabinete de Macri.

Preocupado por esa intención, Cornejo salió hace un par de semanas a decir que De Marchi, si quiere quedar bien con los lujaninos, debe culminar su buena gestión con cuatro años más. O sea, lo propone como intendente por segunda vez para que no pelee por la gobernación.

Cuando De Marchi vio que desde ahora su principal obstáculo será el gobernador, duplicó la velocidad de su postulación y para eso comenzó a llamar gente del PRO nacional a fin de que venga a Mendoza a apoyarlo. La primera que lo hizo fue la vicepresidenta Gabriela Michetti que vino a decir que el jefe local del PRO es lo mejor que hay y que se merece ser gobernador. Luego De Marchi viajó a Capital Federal y se reunió con casi todo el gabinete para pedirle su apoyo, cosa que nadie le negó. Incluso bajo una excusa banal, el de hacerle probar un alfajor lujanino que ganó el premio al mejor del país, se reunió con el presidente Macri a fin de hacer valer la foto para su postulación.

Frente a De Marchi, el gobernador Cornejo ya mandó al frente a todos sus delfines para que se prueben a ver quién es el que resulta más potable para los mendocinos y se termina imponiendo con la suma de su bendición particular y un buen número en las encuestas.

Empezó proponiendo uno, luego le sumó dos más y al final ya tiene a cinco en la largada. El primero es su superministro de Economía y Obras Públicas, Martín Kerchner. Luego tiene a dos intendentes, el de Capital, Rodolfo Suárez, y el de Godoy Cruz, Tadeo García Zalazar. Y en los últimos días les sumó su ministro de Gobierno, Lisandro Nieri y su ministra de Hacienda, Paula Alassino. Aunque al final parece que los dos más firmes que están quedando son Kerchner y Suarez. Pero con Cornejo nunca se sabe en su partida permanente de ajedrez.

En fin, lo cierto es que las diferencias que tiene Cornejo con Macri también se están traduciendo en la pelea por la sucesión gubernamental.

Hemos dicho que el mendocino le reprocha varias cosas al presidente, en particular no haber dicho al inicio lo mal que encontró el país, y hoy cree que necesita ser más enérgico para tomar las decisiones, como él se considera a sí mismo. Además le discute varias políticas, en particular los aumentos tarifarios.

Macri estima a Cornejo, quizá más de lo que Cornejo estima a Macri, pero esta vez ha decidido no dejar pasar todas las críticas. Por eso es que se han incrementado los apoyos a De Marchi por parte de su gabinete. Sabe que le será muy difícil ganarle a Cornejo una interna en su propia tierra, pero cree que no pierde nada con intentarlo y de paso le hace algún  tipo de advertencia al díscolo gobernador que a veces pareciera querer cortarse solo. Aunque a veces deviene uno de sus principales apoyos.

Todo indica, entonces, que al menos por los próximos meses la pelea por la gobernación se librará entre un hombre de Cornejo a definir y un hombre de Macri ya definido. Quizá al final terminen en un acuerdo o no, pero ante un peronismo que todavía no logra superar la crisis propia, la interna oficialista vivirá su peculiar combate por la codiciada gobernación mendocina.

Por Carlos Salvador La Rosa

Sociólogo y periodista 

Fuente: radiomitre.cienradios.com  

Compruebe también

LOS TERRENOS BALDÍOS DEBEN ESTAR SIEMPRE LIMPIOS Y LIBRES DE MALEZA.

El Municipio de Tupungato recuerda que la Ordenanza Municipal N° 35/2009 establece que todos los propietarios …

Las personas que lleguen a Mendoza no deberán hacer cuarentena en hoteles

Lo aseguró Mariana Juri, ministra de Cultura y Turismo desde el aeropuerto de Mendoza que …

Dejanos tu comentario