Choferes y propietarios de taxis están preocupados debido a que quedaron fuera de todas las medidas económicas tomadas por el Gobierno Nacional que ayuda a aquellos trabajadores que sus salarios queden afectados por la emergencia sanitaria y el aislamiento obligatorio. Esperan que la provincia les dé una respuesta.

 

 

La situación es preocupante porque quedamos afuera de todas las medidas”, expresó A Diario UNO Pedro Guerra, titular de la Asociación de Propietarios de Taxis de Mendoza (Aprotam) y sostuvo que solo el 30% de los vehículos está trabajando.

“El Gobierno provincial nos autoriza a que salgamos a trabajar, pero la Policía nos para en los controles y nos pide la autorización para circular. Y también le pide el permiso para salir a la calle a los pasajeros”, dijo Guerra.

Indicó que se les complica mucho trabajar porque en Capital no les permiten estar en las paradas habituales de taxis, y tampoco pueden circular para levantar pasajeros, “nos dicen que no podemos estar en la calle y nos mandan a las bases, pero ahí también estamos en la calle”, agregó el representante de propietarios de taxis.

Por otro lado, manifestó: “Los choferes si no trabajan, no cobran, salvo alguna ayuda que puedan recibir de los permisionarios”.

Guerra contó que la semana pasada, cuando el presidente Alberto Fernández anunció la cuarentena y aislamiento obligatorio, habló con el secretario de Transporte, Natalio Mema, quien le aseguró que podrán trabajar con normalidad.

Pero si no hay pasajeros, no podemos trabajar”, aseveró Guerra y dijo que muchos de los choferes son mayores de 60 años, por lo que pertenecen al grupo de riesgo y “fueron los primeros que mandamos a la casa”.

Además sostuvo: “No podemos obligar a los choferes a salir a la calle, la salud de ellos está ante todo”.

Solicitamos ayuda a nivel provincial y nacional para que por lo menos los choferes registrados reciban los $10 mil para que los ayude un poco económicamente en los gastos diarios”, indicó.

Por otro lado dijo que al no tener ingresos se cortará la cadena de pagos de varios servicios: «Los gastos del satelital, el seguro de los vehículos, las empresas de radio«.

 

 

 

 

Choferes expuestos

Por su parte, los conductores de taxis indicaron que están muy expuestos debido a que no saben quiénes son las personas a las que suben, quienes están a una distancia de un metro o menor, y que reciben el dinero en mano.

Algunos indicaron que le pidieron ayuda económica a sus jefes, y la respuesta que consiguieron fue que salieran a trabajar y se quedaran con lo que recaudaran.

Incluso algunos comienzan a hablar de una posible medida de fuerza que tomarán cuando todo regrese a la normalidad en el caso de no recibir ningún tipo de ayuda.

Foto del autor undefined
Soledad Segade