(Maximiliano Luna)

(Maximiliano Luna)

Referentes de Juntos por el Cambio manifestaron su total oposición a la liberación masiva de presos bajo la excusa de la pandemia de coronavirus y alertaron sobre los riesgos de que los reclusos regresen a sus domicilios.

La titular del PRO y ex ministra de Seguridad, Patria Bullrich, declaró que desde su espacio se oponen “totalmente a la liberación de presos por delitos violentos”. En diálogo con América, analizó: “Cualquier ciudadano tiene derecho a la salud, esté o no preso, pero no se puede lanzar a la calle a gente peligrosa para la sociedad”.

La ex funcionaria de la administración de Mauricio Macri propuso que, en lugar de que se les conceda la prisión domiciliaria, “se deben abrir espacios para garantizar el distanciamiento; hay fábricas vacías, cuarteles…». “Es preferible armar ese mecanismo de distanciamiento, para evitar el hacinamiento de Devoto u otras cárceles bonaerenses, antes de que estén merodeando barrios de sus víctimas”, agregó.

“Hay un problema de salud, que es importante escuchar, pero después liberar violadores, asesinos y presos por violencia de género es inadmisible”, sintetizó. Para Bullrich «el Gobierno propició los motines”, ya que “si el secretario de Derechos Humanos pide que liberen a Ricardo Jaime o Martín Báez, cualquier preso va a preguntarse ‘¿por qué Jaime o Báez y por qué yo no?’”. “Los motines no se negocian, al terminar pueden escucharse las peticiones”, expresó sobre los recientes acontecimientos.

Por otra parte, la referente del PRO destacó la Ley de Víctimas «que sancionamos cuando fuimos gobierno, que dice que cuando salen en libertad personas con delitos graves, se debe avisar a las víctimas”.

La semana pasada se produjo un violento motín en la cárcel porteña de Devoto (REUTERS).

La semana pasada se produjo un violento motín en la cárcel porteña de Devoto (REUTERS).

En la misma sintonía se manifestó el presidente de la Unión Cívica Radical, Alfredo Cornejo, quien responsabilizó a Alberto Fernández por haber “avalado las prisiones domiciliarias» y a “algunos funcionarios” por promover “la libertad de Ricardo Jaime y del hijo de Lázaro Báez”. Además de apuntar contra el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla, Cornejo acusó al Gobierno bonaerense de promover este tipo de políticas: “Axel Kicillof declaró que había 45 mil personas detenidas y sólo 17 mil plazas, por lo que había que ir liberando”.

En declaraciones a A24, el senador nacional de Juntos por el Cambio, Martín Lousteau, dijo que está en contra de la liberación masiva de presos “por varios motivos”. “La seguridad sigue siendo en Argentina una de las principales preocupaciones”, justificó el dirigente radical, quien alertó que “no tenemos seguimiento de cómo funciona, no sabemos a quién y cómo se libera”.

También habló al respecto el ex compañero de fórmula de Mauricio Macri, Miguel Ángel Pichetto. El ex senador peronista sostuvo que el Gobierno “está rompiendo las reglas del contrato social; están jugando con fuego». En diálogo con TN, se preguntó: «¿A qué se dedicarán los dos mil que salieron en libertad?”. “Han puesto delincuentes otra vez en la calle, ¿quién controla esto?”, denunció.

Entre otros, Patricia Bullrich y Miguel Ángel Pichetto se mostraron en contra de la liberación masiva de presos (Franco Fafasuli).

Entre otros, Patricia Bullrich y Miguel Ángel Pichetto se mostraron en contra de la liberación masiva de presos (Franco Fafasuli).

“El kirchnerismo le viene dando vuelta a este tema, capaz es alguna promesa de campaña», supuso sobre el motivo del respaldo del Poder Ejecutivo a la polémica iniciativa. “La estructura del Poder Judicial nunca tuvo que haber entrado en cuarentena. La Justicia tenía que haber sido declarada como servicio esencial, no hay ninguna justificación”, añadió Pichetto en el marco del aislamiento social.

Asimismo, este martes el PRO y la UCR emitieron comunicados rechazando la liberación de detenidos. Federico Angelini, Laura Rodríguez Machado, Eduardo Macchiavelli, Omar De Marchi y Jorge Macri, además de Bullrich, firmaron el texto de parte del macrismo en el que se señaló: “Ya lamentamos casos en los que se liberaron a delincuentes y cometieron nuevos y graves delitos. Esto va a seguir pasando si los siguen liberando, porque el Ejecutivo ya avisó que no tiene cómo controlarlos. Así nos ponen a todos en riesgo de convertirnos en nuevas víctimas”.

Por su parte, el partido centenario, con las firmas de Cornejo, los presidentes de los bloques del Senado, Luis Naidenoff, y de Diputados, Mario Negri, denunciaron: «La pandemia le ha servido al oficialismo como excusa ideal para avanzar contra la división de poderes. Ahora, en lugar de tomar medidas preventivas en los centros de detención, se pretende la liberación de delincuentes, vulnerando los derechos de las víctimas de los crímenes que dichos condenados cometieron”.

Fuente: www.infobae.com