“Es la mariscal de la derrota junto con La Cámpora. Cristina ya demostró que no cree en el sistema institucional, tuvo la desfachatez de no entregar los atributos del mando en 2015, es una mala perdedora, tan mala perdedora que le ha cargado la derrota de Alberto”, puntualizó en diálogo con radio Rivadavia.

Al ser consultado si los cambios en el Gabinete corrieron por cuenta de la actual vicepresidenta, el dirigente radical respondió con contundencia: “No me cabe la menor duda“. Y recordó que en la carta de Cristina a Alberto, la vice sugirió a Juan Manzur, quien finalmente reemplazará a Santiago Cafiero como jefe de Gabinete.

Además, dejó un dato al que calificó de “escalofriante”: “Manzur no renuncia y pide licencia, lo hace porque en noviembre si sale mal se vuelve a la gobernación y no se la regala a Jaldo, eso es categórico del nivel de improvisación e irresponsabilidad que tiene el Frente de Todos en el gobierno del país”, remarcó.

“Y dejó a Wado De Pedro que forzó las renuncias, una cosa insólita lo que ha hecho Alberto, venía tirándose un tiro en los pies y ahora ha solidificado la falta de autoridad”, agregó el también diputado nacional.

Este domingo, Máximo Kirchner intentó minimizar la crisis en el Gobierno y aseguró que todos los cambios de funcionarios fueron realizados por el Presidente. “Los nombres y si los cambios son suficientes lo decide Alberto, como decidió el Gabinete desde el 10 de diciembre en adelante”, expresó el titular del bloque del Frente de Todos en la Cámara de Diputados.

Sin embargo, Cornejo insistió en que fue la vicepresidenta quien “orientó” todos los cambios que se produjeron luego de la dura derrota en las PASO y la posterior crisis política la Casa Rosada.

No obstante, sostuvo que no se trata de una crisis institucional, sino que es un “conflicto” en el interior del partido de gobierno, que debe ser resuelto por sus propios protagonistas y donde la oposición debe mantener una postura responsable.

“Nosotros no tenemos nada que hacer allí y nos hemos portado en forma inteligente y nos estamos portando en forma equilibrada salvaguardando el sistema republicano e institucional al no estar convocando a manifestaciones y pidiendo la renuncia del presidente, como sí hizo el peronismo en 2001″, expresó recordando la crisis de ese año que derivó en la renuncia de Fernando De la Rúa.

Finalmente, el presidente de la UCR sostuvo que el jefe de Estado “no está a la altura de las circunstancias” como el principal líder político del país. “Esperaba bastante mas de él, es una persona para ser el número dos y no para estar al frente del poder”, sentenció.