Inicio / LOCALES / Contra las PASO, en masiva soledad

Contra las PASO, en masiva soledad

Ya dijimos la semana pasada que  el gobernador mendocino Alfredo Cornejo aceptó la candidatura a diputado nacional en la misma boleta donde el presidente es Mauricio Macri, a pesar suyo. No le gusta un cargo legislativo ni marchar junto a Macri pero no le queda más remedio porque su nombre en Mendoza puede arrastrar hacia arriba la boleta completa. Ya que lo que se necesita es ganar en las PASO nacionales para luego, un mes después, ganar en lo que más le interesa a Cornejo: la gobernación provincial, su casi único objetivo político de aquí hasta que se concrete.
No obstante, como sigue temeroso de que las cosas no salgan todo lo bien que deberían salir, esta semana lanzó una propuesta política a nivel  nacional: la de que al menos por esta vez, se eliminen las PASO en lo referido a las fórmulas presidenciales ya que ninguna de ellas contempla una interna entre dos o más candidatos, con la cual deviene una mera encuesta o censo, de precio elevadísimo.
El gobernador acá juntó dos cosas: Primero, la de tratar que las PASO nacionales no lo perjudiquen en la gobernación provincial y para ello lo mejor sería no realizarlas. Segundo, fortalecerse en su simpatía con la opinión pública, sabedor de que la inmensa mayoría de la gente no ve con buenos ojos a las PASO y mucho menos cuando ellas no cumplen prácticamente ninguna función.
Sabía, aunque no lo conversó, que contaba con alguna coincidencia en su propuesta por parte del gobierno nacional, ya que a Macri le conviene diferir todo lo que más se pueda la elección porque necesita imperiosamente que se consolide una tendencia económica a la alza, y eso recién está empezando a suceder y muy tenuemente.
O sea que tanto al presidente como el gobernador los unía un mismo interés político en borrar del mapa a las PASO de agosto. Pero sin embargo, todos los que se pronunciaron fueron en contra, y a Cornejo lo dejaron enteramente solo.
Era previsible que la oposición se opusiese (perdonando la redundancia), pero no lo era que desde el oficialismo salieran tantas voces a desmentir a Cornejo, como que de alguna manera no sólo le dijeran que no coincidían con él sino que algo más le estaban echando en cara.

 

 

Lilita Carrió salió fuerte a oponerse y lo siguió Martín Lousteau aduciendo que ya es tarde para detenerlas, aunque eso no sea tan así ya que Cornejo sugirió su propuesta apenas finalizado el cierre de listas, puesto que antes no se podría saber si habría internas reales o no.
Sin embargo, quien más duro fue con el gobernador mendocino fue el peronista candidato a vicepresidente de Macri, Miguel Ángel Pichetto, quien no sólo le dijo que no acordaba sino que entre líneas bastante remarcadas insinuó que la propuesta era derrotista porque el único modo en que se la podía leer es que el oficialismo no se siente muy seguro de ganar las PASO y entonces quiere impedirlas. Junto a eso, Pichetto lanzó un grito de fe de que sin duda se ganará en agosto. Pero le estaba diciendo a Cornejo que debe hacer lo mismo, dejarse de criticar todo lo que viene criticando y apostar con todas sus fuerzas a ganar o ganar. Que está mal que tanto en su cara, sus gestos y sus propuestas se le nota que cree que Macri va a perder.
Viendo tan poca recepción de su sugerencia, el gobernador Alfredo Cornejo se llamó a cuarteles de invierno en lo que se refiere a la cuestión nacional, ya que hasta que no revalide sus méritos en Mendoza, poco lo importa mirar hacia afuera.
Es en ese sentido que a pesar de que tuvo a prácticamente toda la dirigencia política en contra, Cornejo debe de sentirse en parte satisfecho ya que sabe que prácticamente todos los ciudadanos concuerdan con su propuesta. Y esas coincidencias entre su pensar y la opinión pública es lo que necesita desesperadamente el gobernador para que los electores confirmen con un triunfo de su fórmula, que lo están premiando por la gestión realizada.
En síntesis, esta semana Cornejo sintió a la vez un sabor dulce y otro amargo. Porque recibió el rechazo de todos los de arriba y el apoyo de todos los de abajo. O sea que se vio cubierto de una masiva soledad. Todo sea por ganar Mendoza, porque Mendoza bien vale una misa, o unas PASO.

Fuente: radiomitre.cienradios.com

Por Carlos Salvador La Rosa

Sociólogo y periodista 

Compruebe también

Una diputada pide que se aprueben los ensayos clínicos del dióxido de cloro

Se trata de Mónica Frade, de la Coalición Cívica, quien sostuvo que ingiere la sustancia …

Toma de tierras: Confederaciones Rurales Argentinas apuntan a revanchismo por la 125

El presidente de la entidad, Jorge Chemes, expresó su preocupación por el avasallamiento de la …

Dejanos tu comentario