Inicio / LOCALES / Bienvenidos 100 puntos Parker

Bienvenidos 100 puntos Parker

Por Rodolfo Cavagnaro

Existen en mundo del vino varias (no muchas) publicaciones especializadas que se encargar, todos los años, de recorrer las distintas zonas vitivinícolas del mundo. Sus especialistas prueban vinos, se interesan por los sistemas de producción y elaboración y hacen un puntaje de cada vino que prueban.

Una de esas publicaciones, que tiene un gran prestigio, es Wine Advocate, dirigida por Robert Parker Jr que tiene varios expertos recorriendo el mundo. El español Luis Gutiérrez es el experto asignado para nuestras latitudes.

 

El viernes, la publicación presentó su Reporte Argentina 2018, en el que consta que fueron evaluadas más de 1250 muestras de vino, de las cuales 760 obtuvieron entre 90 y 100 puntos. Para quienes se mueven en el mundo del vino tener más de 90 puntos Parker significa toda una distinción y la posibilidad de ingresar en exigentes mercados extranjeros.

Pero obtener 100 puntos es la máxima distinción y muy pocos vinos pueden gozar dese privilegio, de la misma manera que muy pocos enólogos pueden alcanzar la cima con estas distinciones por su trabajo.

En la puntuación de este año dos vinos argentinos alcanzaron esa máxima distinción de 100 puntos. Ellos fueron El Gran Enemigo Single Vineyard 2013 (Bodega Aleana) y Catena Zapata Adrianna Vineyard River Stone 2016 (bodega Catena Zapata). Lo interesante es que ambos vinos salen de la mano del mismo enólogo, el prestigioso Alejandro Vigil.

También hay que destacar un vino que obtuvo 99 puntos, que fue el Per Se La Craie 2016, que fue elaborado por los enólogos David Bonomi Eduardo Del Popolo. De esta manera, Mendoza obtiene los dos primeros vinos argentinos con los 100 puntos de esa publicación.

 

Pero lo interesante, es la repercusión que esta nota tiene sobre nuestra economía. Cuando se lanzan estos puntajes, muchos amantes del vino de todo salen a buscar estos productos y otros deciden viajar hasta el lugar en el que se hacen como para probarlos en su casa. Y de esto se nutre el enoturismo, cuyos impactos económicos no han sido debidamente mensurados por estar integrados a una explotación vitivinícola.

En un reciente agasajo a periodistas, Alejandro Vigil se refería este tema y ejemplificaba “yo puedo manejar una bodega de un millón de litros con dos personas, pero un restaurante de la bodega, para atender 120 cubiertos, necesito más de 50 personas”. El impacto es mayor si se calcula que quienes hacen enoturismo aprovechan para vender sus vinos en forma directa al consumidor, evitando la cadena de intermediación.

Los vinos de alta gama son los que le dan prestigio a la industria, pero lo que pagan los costos son los vinos de gama inicial o media, cuyos volúmenes son mayores y es donde la industria necesita hacer las mayores inversiones para mejorar la productividad.

Bienvenidos los 100 puntos Parker porque ellos traerán más turismo de alto nivel y ayudará a mover toda la cadena económica del turismo local, que es intensiva en capital y en mano de obra.

Funte: /radiomitre.cienradios.com

Compruebe también

Toma de tierras: Confederaciones Rurales Argentinas apuntan a revanchismo por la 125

El presidente de la entidad, Jorge Chemes, expresó su preocupación por el avasallamiento de la …

“Gente inescrupulosa vende una mentira sobre los test rápidos”

El coordinador de la Red de Laboratorios de Mendoza, Carlos Espul alertó a la población …

Dejanos tu comentario