Inicio / LOCALES / Antes de morir, Bonadio elevó a juicio oral las causas contra CFK

Antes de morir, Bonadio elevó a juicio oral las causas contra CFK

La última fue la de los Cuadernos de las coimas, de la que pidió la elevación, el 30 de diciembre pasado, antes de la feria judicial.

 

Ayer, a los 64 años, murió Claudio Bonadío, acaso el juez federal de los tribunales de Comodoro Py que más exposición pública tuvo en las últimas décadas, a partir de llevar adelante causas judiciales de gran impacto político. Un tumor cerebral que ya en mayo del año pasado había empezado a tratar fue la causa de su deceso, ocurrido a las 6.20, en su casa del barrio porteño de Belgrano. Desde hace unos días trascendió que sólo era atendido con cuidados paliativos. Tras el cierre de la feria judicial de verano, Bonadío había pedido prórroga de la licencia hasta marzo.

Las principales causas que tramitó el fallecido juez federal en los últimos años, centradas en investigar al kirchnerismo, fueron ya enviadas a juicio oral y público a cargo de diferentes tribunales y se encuentran en etapa de preparación: los expedientes en esta situación son la del memorándum con Irán (causa que denunció Alberto Nisman), dólar futuro y Cuadernos de las coimas.

Por sorteo, quedó designado en su remplazo su colega, Sebastián Casanello, hasta el 29 de febrero y luego será la Cámara Federal porteña la que defina si prorroga esta subrogancia o realiza un nuevo sorteo para el juzgado que acaba de quedar vacante.

Por la mañana, el cuarto piso de los tribunales federales de calle Comodoro Py, donde funciona el juzgado que conducía Bonadío, recibió la visita de personas que se acercaron a dar sus condolencias. Un grupo de empleados distribuyó una carta de despedida. “Fuiste un jefe ejemplar, profesional, honrado, noble, valiente y afectuoso”, recordaron.

Los rumores sobre su salud se iniciaron en abril del año pasado; en mayo fue intervenido quirúrgicamente en su cabeza. “Los registros sobre mi muerte están exagerados”, dijo Bonadío en un video que hicieron trascender por entonces sus colaboradores. Ese día fue a trabajar con una boina.

 

La servilleta

Pese a ser aprobado en 1993 su pliego para acceder a un juzgado federal de Morón, Bonadío, egresado de la universidad pública, fue nombrado un año después por decreto del presidente Carlos Menem para ocupar uno de los juzgados federales de Comodoro Py.

Bonadío siempre se había reconocido como “peronista”, formado políticamente en la agrupación “Guardia de Hierro”. La nominación como nuevo juez en Comodoro Py llegó mientras cumplía funciones como colaborador del secretario general Legal y Técnico, Carlos Corach. 

La leyenda dirá que el apellido Bonadío, escrito a mano, figuraba en una servilleta que Corach mostró a Domingo Cavallo, para señalarle cuáles eran los jueces oficialistas.

En 2001, en la zona norte del conurbano bonaerense, el juez mató con su pistola Glock a dos jóvenes que, supuestamente, iban a asaltarlo cuando bajaba de su auto junto a un amigo, que resultó herido. “Legítima defensa”, dictaminó la Justicia. Por ese episodio, Cristina Fernández lo calificó de “juez pistolero”.

A la vicepresidenta Cristina Fernández, Bonadío le dictó siete prisiones preventivas. El 25 de febrero del año pasado, la citó a ocho indagatorias, todas en el mismo día. Fue el primer juez en procesar a la vicepresidenta de la Nación (causa “dólar futuro”). Antes lo había hecho con la tragedia del Once y el memorando con Irán.

Compruebe también

INMINENTE: Aseguran que el Gobierno anunciará el CIERRE TOTAL de actividades

«El viernes el Gobierno nacional comunicaría un cierre total de actividades por 15 días, se …

LA “CONSEJERÍA ADOLESCENTE” ESPERA A LOS JÓVENES DE TUPUNGATO PARA ESCUCHARLOS Y ORIENTARLOS.

  Es una herramienta primordial del Área de Niñez, Adolescencia y Familia (NAyF) -dependiente de …

Dejanos tu comentario